Tails of Iron

Tails of Iron

No tengo la menor duda que dentro del mundo de los videojuegos, y en especial los títulos independientes, son los animales los que han cobrado una gran relevancia. Y es que ahora, luego de pasar por un caracol y un conejo, llegan las ratas, y no estoy hablando de ‘Mickey Mouse’ y compañía, sino por el nuevo título del estudio Odd Bug Studio. Me refiero a ‘Tails of Iron’, un videojuego de rol y acción el cual y más allá de ciertos estereotipos, presenta una propuesta increíble, tanto en lo jugable como en lo artístico enmarcado en una especie de fábula o cuento oscuro, el cual se convierte a la par de otros videojuegos, en una de las grandes sorpresas de este año.

‘Tails of Iron’ se aleja de cualquier narrativa bonita y clásica de los cuentos de hadas. Aquí, encarnando a la rata ‘Redgi’, heredero al trono de las ratas, el cual ve como su reino es destrozado por un grupo de ranas, llegando al punto del exterminio de todos sus congéneres. Así pues, y tras sobrevivir a una serie de acontecimientos, nuestro valeroso personaje da inicio a una cruzada para rescatar a su pueblo, restaurar la paz de su reino y vengarse de los que asesinaron a su familia.

Ahora bien, todos nuestros protagonistas se comunicarán mediante feromonas o sonidos y apoyados por globos o bocadillos, lo cual resulta todo un acierto, lo cual apoya al excelente trabajo gráfico que nos ofrece el título. Y solo como un complemento a esto, tendremos una voz en ‘off’, la cual servirá tal y como lo hace un narrador de cuentos.

Con relación a las mecánicas de juego de ‘Tails of Iron’, hay que decir que es un juego de rol y acción en dos dimensiones y desplazamiento lateral, el cual guarda claras reminiscencias a la saga ‘Souls’, o por lo menos en su combate y la dificultad de los mismos. Anque por otro lado, el videojuego toma varias licencias para que nuestra aventura sea lo más llevadera posible. Por ejemplo, no habrá un guardado automático, pero los puntos para guardar son abundantes. Además, las armas no se malogran con su uso, ni tampoco tendremos un medidor de resistencia. Pero por otro lado, nuestra aventura no es un paseo, ya que a cada momento tendremos que sincronizar nuestros movimientos en combate en los breves momentos de descanso.

Y es que los combates son uno de los pilares del título. Para esto, nuestro aguerrido personaje podrá saltar y rodar por el suelo para esquivar o bloquear los ataques, esto además de poder usar armas con una o dos manos y de aplicar ataques ligeros o pesados. Aquí hago un despiece, y es que si optamos por hacer uso de ataques ligeros, podremos también usar nuestro escudo. Fuera de esto, podremos hacer uso de armas a distancia, como un arco o ballesta. El resto de nuesto equipo lo componen armaduras y cascos, elementos de protección, los cuales cuentan con estadísticias, vale decir peso y efectividad, además de efectos. Así que el saber equipoarnos con los mejores elementos puede definir nuestro futuro en combate.

Y si todo esto resulta muy importante, el saber los tres tipo de ataques enemigos precedidos por colores lo es más. Y es que hasta el enemigo más insignificante podrá ser un verdadero dolor de cabeza. Es por esto que los ataques enemigos de color ‘amarillo’ podremos bloquearlos con nuestro escudo y a la vez permitiendo el contrataque. Luego, están los de color ‘rojo’, los cuales solo deberemos esquivar, y por último tendremos los ataques básicos, los cuales podremos bloquear y/o esquivar. Así que la sincronización será algo fundamental si queremos tener éxito en nuestra aventura y no morir en el intento. Pero el caer unas cuantas veces nos hará aprender el ‘timing’ para lograr superar a nuestros adversarios.

Pero esto no es todo, ‘Tails of Iron’ nos ofrece un sistema de comercio, el cual incluye la elaboración de armas, comida, pociones y demás objetos partiendo de diversos materiales o elementos que vayamos encontrando, resultando todo esto en algo muy intuitivo gracias al mercader de turno. Además, este sistema de ramifica y expande tal y como lo es un árbol, con misiones secundarias presentes en diversos tablones de avisos repartidos en todo el reino, lo cual aporta variedad al videojuego al mismo tiempo que nuestra progresión en el mismo. Y como dato extra, si queremos desplazarnos de un lugar a otro tendremos un mapa, el cual no es muy extenso pero es lo suficiente como para ofrecernos varias horas de juego, aunque esto tiene un ‘pero’, ya que el tener que obtener una gran cantidad de monedas de oro para mejorar nuestro castillo dependerá del desarrollo de las misiones secundarias, lo cual frena un poco el ritmo de juego.

Pasando a su apartado artístico, ‘Tails of Iron’ llama tremendamente la atencipon. Ofrece un estilo visual que recuerda a los cuentos de hadas y marionetas de nuestra infancia. A esa literatura dramática infantil y al teatro de títeres. El trabajo desarrollado por Odd Bug Studio es arte puro e irrepetible llegando al punto de ser oscuro y a la vez mágico. Todos los escenarios destacan, los personajes de igual forma, y esos pequeños detalles como la farola en segundo plano o la bocanada de aire meciendo la rama de un apagado árbol la cual hace que este cobre vida son para el aplauso. Todo está minuciosamente detallado.

Y con relación al apartado sonoro, ‘Tails of Iron’ ofrece diversas melodias las cuales nos transportan a ese mundo literario del título, como también a su desolación, desesperanza, oscuridad y demás. Y es que esta aventura es una clara experiencia de superación ante la adversidad, al miedo y como es obvio, a la venganza. Por otro lado, los efectos de sonido cumplen de forma satisfactoria y terminan por complementar este apartado. Los textos llegan en español latinoamericano, y la voz del narrador, mencionado anteriormente, es la de Doug Cockle, actor y director estadounidense quien ha doblado a personales ‘Geralt de Rivia’ en los videojuegos de ‘The Witcher’.

‘Tails of Iron’ es una increíble fábula oscura, en la que todo se aprecia como si fuese un dibujo hecho a mano, con todo y sus detalles. Fusiona de forma correcta apartados como el artístico, narrativo y lo jugable en gran forma. No tendremos textos extensos, sino lo justo; y por el contrario, la acción en dos dimensiones con toques de rol, gestión y armas al más puro estilo de un ‘Souls’ sobrarán mientras gozamos de cada sorpresa con la que nos topamos. Verdaderamente, ‘Tails of Iron’ es un ‘must have’, una compra obligada para todo gamer, y que se convierte en una de las grandes sorpresas del año dentro del panorama de títulos independientes. Solo queda una pregunta, ¿están listos para adentrarse en este oscuro cuento y afrontar sus miedios más profundos?.

Javier Martínez G.

The Verdict

9Amazing

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *